Categorías

29/10/2020

Arte Infernal

Actualidad, Rock y Deportes

Marcelo Hernández/Aton Chile

SMA aplica multa récord a salmonera Mowi Chile por fuga de peces en Calbuco

La Superintendencia de Medio Ambiente sancionó con una multa superior a $5.300 millones a la empresa tras el escape de más de 690 mil peces en Calbuco, en 2018. La empresa señaló que apelará, ya que asegura que pese a lo ocurrido “no hubo daño ambiental”.

La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) sancionó dos cargos, uno calificado como gravísimo por 8.909 Unidad Tributaria Anual (UTA), lo que equivale a $5 mil 300 millones, y uno leve por 4.5 UTA, esto es $2 millones 700 mil, contra la empresa Mowi Chile S.A., ex Marine Harvest Chile S.A., tras el escape de más de 690 mil ejemplares de salmón ocurrido en julio de 2018 en aguas de Calbuco. 

Respecto del primer cargo, la SMA informó que “la infracción tiene relación con que no se mantuvieron en el Centro de Cultivo Punta Redonda las condiciones de seguridad apropiadas ni elementos de cultivo de óptima calidad y resistencia, cuya consecuencia fue el escape masivo de peces”. 

Sobre el cargo leve, el ente fiscalizador explicó que tiene relación con “mantener y operar instalaciones de apoyo en tierra para el cultivo de salmones del Centro Punta Redonda, no destinadas a la operación del sistema de ensilaje, para el tratamiento de la mortalidad del salmón”. 

El superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal De La Maza, señaló que “esta resolución sancionatoria notificada hoy cierra un largo y completo proceso de investigación por nuestra parte. Queremos dar la señal que todas aquellas empresas que no respeten la normativa y, además, la infrinjan provocando daño ambiental, como en este caso, serán sancionadas de manera proporcional”. 

Añadió que el trabajo realizado por funcionarios de la oficina regional de la SMA de Los Lagos, en conjunto con funcionarios del Sernapesca de la región y Directemar fue fundamental para confirmar la deficiente operación del Centro de Engorda de Salmones (CES) Punta Redonda. 

De la Maza agregó, “sin duda, escapes masivos de salmones como el registrado, constituyen un menoscabo y detrimento al ecosistema acuático al introducirse un nuevo depredador que se alimenta de peces, muchos de estos en estado de conservación y que además compiten por el alimento con especies nativas”. 

Para el superintendente del Medio Ambiente, el escape provocó también una disminución de la cantidad de especies hidrobiológicas del Seno del Reloncaví “a causa de la depredación de esta especie, y la alteración a la cadena trófica”, aseveró. 

La SMA estimó que el escape generó, también, la existencia de riesgo asociado a los ejemplares que no lograron sobrevivir del centro, provocando depósitos de materia orgánica que “causan alteraciones en los ciclos biogeoquímicos del hábitat marino, alterando el funcionamiento de las comunidades bentónicas”. 

“Además, la investigación determinó la existencia de riesgo asociado a la transmisión de patógenos y enfermedades producto del contacto y la interacción entre los salmones escapados y la fauna silvestre, también de la interacción que puede existir de estos ejemplares con otros centros de salmonicultura”, añadieron en la investigación de la SMA. 

EMPRESA TRANSNACIONAL APELARÁ 

Por su parte, Mowi Chile, empresa transnacional, anunció que apelará, ya que, según asegura, el escape de peces “no generó daño ambiental”. 

“La resolución de la SMA se basa exclusivamente en una presunción de carácter legal que no tiene sustento científico”, afirmó Mowi Chile en un comunicado, donde añadió que la inexistencia de daño ambiental está acreditada por “numerosos antecedentes y estudios científicos”. 

“Los mismos análisis demuestran que, a diferencia de otras especies, el salmón atlántico no es depredador y no logra colonizar o sobrevivir”, afirmaron. 

“Mowi Chile realizó todos los esfuerzos a su alcance para la recaptura de las especies, que se suma a la efectuada por el sector pesquero informal. También debe considerarse la disminución de ejemplares como consecuencia de los depredadores naturales, especialmente lobos marinos, cuya sobrepoblación es ampliamente conocida en la zona”, cerró la compañía. 

ATON CHILE